Puedes compartir esta entrada en:
Ferran Monegal retratado en La Rambla por Julio Carbo (EL PERIÓDICO)

Desde hace muchos años, admiro la ironía que desarrolla mi compañero (y sin embargo amigo) Ferran Monegal desde hace casi 25 años en ‘El Periodico.
Me divertía mucho ese personaje de vejete cascarrabias que se ha fabricado a lo largo de los años y que consolidó en su programa de betevé ‘Telemonegal’.
Más de una vez asistí a su plató para poder charlar con personajes a los que él invitaba y conseguía entrevistar antes que yo, chico de prensa. Cosas de la tele: primero las cámaras, luego los micrófonos y finalmente los plumillas del papel.
Cuando edito sus columnas, le coloco bien los acentos, que él desparrama con anárquica generosidad. Y aprecio la forma de meter el dedo en muchas llagas con humor e ironía en sus artículos para el diario.
No gusta a todo el mundo, porque el hombre tiene su carácter, pero yo le aprecio y por eso me alegré de que apareciera un par de veces en ‘‘La Sexta noche’, que ha acabado fichándole.
Convertir nuestras conversaciones en esta entrevista ha sido más placer que trabajo. Aquí os dejo el enlace de la noticia en el diario y el texto llano. La foto es de mi amigo Julio Carbó.

Cinco años después de tener que cerrar su programa en Barcelona Televisió (Betevé), el periodista y crítico de tele Ferran Monegal, vuelve a la pequeña pantalla para hacer «crítica de tele desde la tele». Desde este sábado, y un par de veces al mes, un resucitado ‘Telemonegal’, más político, aparecerá como una sección dentro del programa ‘La Sexta noche’ (La Sexta, el sábado, hacia las 22.30) con el título de ‘Monegal sin filtros’. Y su último invitado de entonces, Xavier Sardà, será quien le dé la bienvenida este sábado (aquí, el instante del encuentro).

Explique, explique. ¿Cómo es que le ha fichado La Sexta? En octubre, me pidieron intervenir dos sábados [los días 7 y 28] para hablar de la situación de las teles en Catalunya y España, y tuve una muy buena respuesta de la audiencia. Les gustó cómo quedó, y me han pedido que vuelva un par de veces al mes.

¿Por cuánto tiempo? De momento, ocho intervenciones a lo largo de cuatro meses. Tanto La Sexta como yo estamos abiertos a seguir, según cómo vaya la cosa. Este mes de diciembre estaré este sábado, día 16, y el próximo, día 23.

¿Es como resucitar ‘Telemonegal’? En cierta forma haré una especie de ‘Telemonegal’, el programa que hice durante 10 años en BTV y me vi obligado a cerrar hace cinco, pero más inclinado hacia cómo tocan el tema político las diferentes teles.

¿Dice usted que se vio obligado a cerrarlo? ‘Telemonegal’ era el programa líder de la cadena municipal de Barcelona. Pero desde que entró Xavier Trias en la alcaldía, el espacio no interesaba, entre otras cosas, porque temían que hiciera sombra a TV-3. No se atrevían a cerrarlo, pero me iban arrinconando, me cambiaron de día, quitaron al público (al que no pagábamos y que acudía gratuitamente), y decidí marchar. Así que aproveché que se cumplían 10 años, para cerrarlo. Como decía Alfonso Guerra, más vale pasar página que no que te la pasen.

¿A quién molestaba usted? Es que mi manera de mirar la televisión es muy incómoda. Un programa sobre tele, en un mundo tan endogámico como el de los periodistas de televisión, molesta. No interesa una reflexión crítica sobre la televisión que se está haciendo ahora.

Sobre todo, en Catalunya… Dada mi interpretación de cómo está trabajando TV-3 y la megafonía de la parroquia independentista, desde el punto de vista televisivo se me han cerrado las puertas en Catalunya. Tengo suerte de que EL PERIÓDICO publica mi columna diaria: empecé en 1993 y pronto cumpliré 25 años, y nunca me ha tocado una coma. Y también de estar en el programa de Julia Otero en Onda Cero, donde colaboro diariamente desde hace 11 años.

¿De qué irá Monegal sin filtros? Analizar desde el punto de vista televisivo, qué noticias abren los informativos, lo que silencian, lo que manipulan… Una reflexión sobre nuestra propia labor. Algo que no agrada aquí, pero tampoco fuera. Es algo que ningún directivo de tele acepta. Menos en La Sexta, que ha aceptado mis condiciones sin límites. Esta cadena es la única que se ha convertido es un referente informativo y la que a nivel de toda España ha dado visibilidad a todo el conflicto del procés. Y últimamente se codea con TV-3 en las audiencias de Catalunya. Si antes, mucho antes, la tendencia era poner los informativos de TVE-1 como ejemplo, ahora la referencia es La Sexta. Y he de decir que existe muy buena sintonía tanto con Antonio García Ferreras, director de la cadena y artífice de mi fichaje, como con César González Antón, jefe de informativos, y con Eva Cabrero, la directora de La Sexta noche.

¿Y podrá criticar a La Sexta? Claro. Lo mío será un espacio de 30 o 35 minutos, dentro de un programa consolidado, como es ‘La Sexta noche’. Y me dan toda la libertad. Además, mi relación con Iñaki López, el presentador, es excelente: hay filin. Yo explicaré mi mirada sobre cómo tratan la política las diferentes cadenas públicas y privadas, incluidas las autonómicas. Y no solo TV-3, sino, por ejemplo, Canal Sur y cómo está tocando el tema de los ERE.