Puedes compartir esta entrada en:

El tráfico… Um… Ya, ya… Está fatal…
Pero al margen de esta obviedad, afín a cualquier gran ciudad, con el título de hoy me quería referir a la información del tráfico que ofrecen algunas televisiones.
Cuando vas en coche, la que se emite por radio te permite tomar alguna vía de escape que evita, a veces, sólo a veces, el colapso anunciado en ese momento por el locutor. Otras, te metes de cabeza en el embotellamiento de los coches que huían del primer follón.
¿Pero la de la tele? ¿Sirve de algo? Si vas en coche, no la puedes ver. Claro que, si estás en casa, y es un fin de semana, puedes optar por salir o regresar más tarde. Pero, ¿la diaria? ¿de qué me sirve si son las 8 de la mañana y he de estar antes de las 9 en la oficina?
Bueno… es lo mismo que cuando ofrecen los sondeos electorales al cierre de los colegios electorales: una información caduca al cabo de dos horas, cuando llegan los resultados reales.