Puedes compartir esta entrada en:
Cels Piñol, junto a uno de los plafones de la exposición de juegos de rol.

Hace días que os quería hablar de Cels Piñol, prolífico dibujante, escritor, editor, guionista, diseñador y responsable de una de las exposiciones, la dedicada a los juegos de rol, en el reciente Salón del Cómic Barcelona.

Poca gente entre los aficionados y los profesionales del mundo de la historieta ignora quién es este todoterreno que, desde hace más de 30 años, ha hecho crecer la serie ‘Fanhunter‘, uno de los universos del cómic más simpáticos y divertidos que uno recuerda desde que su admirado Stan Leen creara el de Marvel.

Daniel Torres, Gran Premio del salón Cómic Barcelona 2022.

Como periodista y buen aficionado a los tebeos desde niño, había conocido personalmente, debido a mi profesión, a autores más cercanos en edad, como Daniel Torres (Gran Premio del salón Comic Barcelona de este 2022), Mariscal, Gallardo, Max, Alfonso Font, Mique Bertran, Ruben Pellejero, Sento, Pere Joan y Alfons López, entre otros; y a otros, los maestros más mayores, como Jesús Blasco, Vicente Segrelles, Manfred Sommer, Jordi Bernet u Horacio Altuna, a quienes traté a lo largo de mis muchos años en activo.

Portadas de varios tebeos de Cels Piñol.

Cels Piñol (Barcelona, 1970) era más jóven que esos dibujantes e ilustradores a los que cito y esa diferencia de edad hizo que yo conociera sus primeros trabajos por vía indirecta: un día, mi hijo Aritz me mostró un tebeo en los que aparecían unos personajillos que eran todo nariz. Eran los simpáticos narizones de Cels, que poblaban historietas cortas desarrolladas bajo el epígrafe de ‘Fan letal’ y ‘Fan con nata’, y que hacían gala de su friquismo y su pasión por la (mal llamada) ‘subcultura’.

Portadas de dos conocidas obras de Cels Piñol.

A lo largo de los años, esas tramas se fueron alargando y darían lugar a la serie de cómics ‘Fanhunter’. «En 1996, un librero demente llamado Alejo Cuervo da un golpe de Estado. Vuela la Ciudad del Vaticano, conquista Europa e instala la nueva capital en Barcelona, que es rebautizada como Barnacity», explica la Wikipedia. Autoproclamado Papa, Alejo prohíbe toda forma de ocio y cultura y usa un ejército de cazadores de fans contra la Resistencia, que lucha por evitar que desaparezcan el cine, la literatura, la música, los cómics, los videojuegos, las series de televisión…

Alejo Cuervo, con un cómic de Cels Piñol, y su ‘Exégesis’.

Aún sigo disfrutando con las divertidas criaturas de Piñol, cuyos nombres tienen resonancias cinéfilas y literarias (John Konstatin, Ridli Scott, Padre Merrin, Doctor X-Traño) más aquellos otros basados en gente conocida del autor, como el DJ Nando Dixcontrol y su amigo Alejo Cuervo, que presta su nombre al tirano de ‘Fanhunter’ y es el dueño de la librería y editorial Gigamesh de Barcelona. Curiosamente, esta tienda, que empezó a publicar en castellano ‘Juego de tronos‘ antes de que la saga de George R. R. Martin saltara a la televisión, se ha convertido en la mayor librería de ciencia ficción y género fantástico de Europa.

Ilustración de ‘Fanhunter’.

Pero volviendo a Cels Piñol, este fue autoeditando sus historietas en los fanzines ‘Kiusap’ y ‘Fanhunter’ bajo la firma editorial de Gusa Cómics, hasta que a base de perseverancia y dar mucho la lata, Fórum, el área dedicada a los tebeos de Planeta DeAgostini, se dio cuenta de su valía y le contrató como redactor, al mismo tiempo que le permitía colocar alguna(s) página(s) de sus narizones en los cómics de superhéroes Marvel que la editorial publicaba en España.

Primeras ediciones del juego de rol de Cels.

Pero como los vaivenes sobre los derechos de edición de superhéroes (tanto Marvel como DC) provocaron diversas tormentas editoriales durante varios años, las relaciones del dibujante con Planeta también fluctuaron. Así, hace una docena de años, fichó por otra de las grandes firmas del sector, Panini Cómics, que había empezado a publicar a Marvel.

Paralelamente, a lo largo de estos últimos años, Cels Piñol ha colaborado en obras propias y ajenas con otros dibujantes y guionistas, como con Nacho Fernández, David Ramírez y David Baldeón, entre otros. Además, ha seguido montando empresas propias para sacar adelante sus historietas, novelas, juegos y otras creaciones y productos de mercadotecnia relacionados con sus dibujos.

Últimas ediciones del mismo juego.

Una de esas creaciones fue, precisamente, ‘Fanhunter, el juego de rol épicodecadente‘, que fue diseñado por Chema Pamundi y desarrollado por Xavi Garriga. Editado por primera vez en 1992, el juego estaba ambientado en el universo de ficción de ‘Fanhunter’. Esa primera versión tuvo una tirada de 500 ejemplares fotocopiados. La última edición, del año 2020, incluye todas las revisiones de reglas y textos hechas desde el inicio.

Paneles explicativos de la muestra.

Emprendedor incansable, la penúltima aventura de Cels Piñol ha sido montar la exposición dedicada a la historia e importancia de los juegos de rol en el reciente Cómic Barcelona 2022. Las otras dos muestras importantes del certamen han sido la dedicada a los 40 años del salón y la de homenaje al fallecido dibujante Miguel Gallardo (de la que ya os hablaré otro día).

Vitrinas con juegos de rol de coleccionistas.

La exposición estaba situada en el nuevo espacio denominado Comic Fantasy, dentro del Palacio 2 de la Feria de Barcelona. Piñol organizó el recorrido con materiales históricos ubicados en vitrinas, donde había desde cajas originales de ‘Dungeons & Dragons’ a las del juego de rol de ‘Star Wars’. Unos paneles explicaban de forma sencilla de qué iba el tema.

¿Qué es un juego de rol?

Para quien todavía no lo conozca, en un juego de rol los jugadores asumen los papeles de personajes imaginarios, a los que enfrentan a diferentes situaciones, desafíos, aventuras o historias. Los juegos más populares son de género fantástico (‘Dragones y Mazmorras’ o ‘Star Wars’) o de misterio (‘La llamada de Cthulhu’), pero los hay de todas las temáticas y complejidades imaginables.

En uno de los paneles explicativos, Chema Pamundi lo detallaba mucho mejor de lo que puedo hacerlo yo: «Es un poco como interpretar una obra de teatro, con todos los actores (es decir, los jugadores) y el director/guionista (o sea, el animador) sentados alrededor de una mesa». Arriba, la imagen de su texto.

Jugadores de rol, la tarde del domingo 8 de mayo.

Confieso que soy casi un ignorante con respecto a estos temas, pero algo debe significar que la zona estuviera llena de personas jugando en las mesas dispuestas al efecto en el área Comic Fantasy cuando se acercaba ya la hora del cierre del salón. Y un niño jugaba sobre un mapa del famoso juego de mesa ‘Carcasonne’ a tamaño real, editado en España por Devir, la misma editorial que ha editado la última versión de ‘Fanhunter: El Juego de Rol’.

Un niño, jugando sobre el mapa del juego ‘Carcasonne’.

Además de esos paneles, la muestra incluía un apartado denominado ‘Dibujar los juegos, jugar con dibujos‘, formada por obras de ilustradores, dibujantes y un cineasta, que a su vez son jugadores o dirigen partidas de rol: Joaquim Colàs, Jolly Blackburn, David Esbrí, Laurielle, Diana Franco, Sergio Morán, Jesús Martínez del Vas, Andrés Palomino, Chema Pamundi, Emma Ríos, José Rupert ‘Yayu’, Stelladia, Sara Soler, Joan Tretze y el director de cine Álex de la Iglesia.

Biografías de dibujantes.

De la Iglesia, que recientemente ha estrenado su penúltima película, ‘Veneciafrenia‘ (‘El cuarto pasajero’, está pendiente de estreno), y está rodando la segunda temporada de ’30 monedas’ para HBO, es un rolero confeso. Tanto que Edge ha publicado su aventura para ‘La Llamada de Cthulhu’ titulada ‘La broma macabra’. En este vídeo os lo explica el propio realizador.

Si queréis saber más cosas sobre Cels Piñol y sus muchos trabajos os sugiero que visitéis su propia página oficial y también la que le dedica ‘Tebeosfera‘. De esta excelente y extensa web dedicada al mundo de la historieta he de agradecer algunas de las imágenes de las primeras obras de Cels que he colocado en la parte superior de esta entrada del blog.

Aspecto del largo panel dedicado a los creadores ‘rolers’.

Por cierto, ya está lista la última historieta de Piñol, que publica Gigamesh: “Tras ‘Fanhunter: Asalto a la librería del Distrito 13‘ es el turno de irse a la fantasía heroica, reimaginada al estilo del autor, con ‘Fanhunter: Fanboria‘”, explica la editorial. «Durante la defensa de la última librería que quedaba en pie la noche en que Alejo subió al poder, Paconan, librero, metalero y compañero de Belit, recibió un impacto de bala y cayó en un agujero fanpiro, un portal dimensional que lo ha llevado a otro mundo. Esta es la historia de cómo se convirtió en un mito». Una obra de tamaño XXL que viajará el fin de semana a la Feria del Libro de Madrid.

Cels Piñol y su ‘Fanhunter: Fanboria’