Mi felicitación navideña en ‘Venecia de cine’.

Desde hace unos días está en marcha mi nueva web, en paralelo a esta que estás leyendo ahora. Se titula Venecia de cine y es un blog dedicado en exclusiva a hablar de la ciudad de los canales y todo lo que la rodea, en especial producciones del séptimo arte allí filmadas, series de televisión y obras de literatura.

En esta mi (pen)última aventura en internet os explicaré todo lo que sé sobre el tema y lo acompañaré de consejos para quienes viajéis a esa capital italiana, desde la ropa que os sugiero para cada época del año –y ahora, en invierno, hace un frío que pela– hasta rutas poco conocidas y sugerencias gastronómicas.

Luces de Navidad en la Piazza San Marco.

Esta manía mía empezó hace ya unos cuantos años, cuando empecé a viajar a Venecia muchas veces y en épocas muy diferentes. Y durmiendo en cámpings, pensiones, hoteles y apartamentos. Fue un flechazo a primera vista, que ha seguido hasta ahora, durante cuatro décadas, y que catalizó en el libro de viajes Venecia de cine‘, publicado en Ecos Travel Books.

Os reproduzco lo que yo mismo escribí en su prólogo, y que sigue siendo válido:

«Este es un libro que bebe de dos placeres, el cine y los viajes. Y en este sentido, el viajero cinéfilo puede encontrar en su lectura un plus que la tradicional guía de viajes no le ofrece: los escenarios reales donde se rodaron un puñado de películas».

Los ‘vaporetti’ son los autobuses acuáticos de Venecia.

«Hay muchas ciudades de cine y Europa ofrece unas cuantas, con París, Londres y Roma al frente de la lista. Pero Venecia es única, quizá porque ha cambiado muy poco a lo largo de los siglos».

«La ausencia de tráfico rodado, el laberinto de canales, calles, callejones, plazoletas y plazas, separadas en un centenar de pequeñas islas unidas por pequeños puentes, las casas, palacios e iglesias son escenarios que el cine ha sabido aprovechar hábilmente para rodar producciones históricas, románticas, cómicas y también terroríficas».

Shirley MacLaine, en la portada de la revista ‘L’Europeo’ dedicada a la Mostra.

«Para los cinéfilos, además, Venecia tiene un atractivo especial: a finales de agosto, cada año, acoge el festival de cine más antiguo del mundo: la primera edición de la Mostra Internazionale d’Arte Cinematografica de Venezia se celebró en 1932, en la terraza del Hotel Excelsior, en el Lido».

«Y para los millones de personas que la visitan Venecia representa un destino mítico: el Carnaval, las románticas lunas de miel, los canales, su arquitectura inmutable, el teatro de la Fenice, los innumerables museos y la no menos famosa Bienal de Arte, de la que surgió de hecho la Mostra cinematografica como una exposición artística más».

«Cada vez que dejo Venecia, aún tengo más ganas de volver a pisar sus calles y campos, y deslizarme por sus canales. Y me encanta volver a verla en documentales y películas y series. Espero que disfrutéis con la web y, si os animáis, también leyendo el libro».