Fragmento de la portada del libro

«Venecia es un pez. Compruébalo en un mapa. Parece un lenguado colosal tendido en el fondo. ¿Cómo es posible que este animal prodigioso haya remontado el Adriático para venir a guarecerse justo aquí?»

Con estas palabras se abre un pequeño y exquisito texto, titulado ‘Venecia es un pez. Una guía’, que he encontrado hoy en la Biblioteca, en mi búsqueda de libros y películas sobre la ciudad de los canales, cosa que me sirve para alimentar esta web.

El autor es Tiziano Scarpa (1963), un escritor veneciano, narrador y poeta, que también ha escrito textos para el teatro y la radio italianos. Su primera obra, escrita en 1996, fue la novela ‘Occhi sulla graticola’ (‘Ojos en la parrilla’), que lleva por subtítulo la frase: «Breve ensayo sobre la penúltima historia de amor vivida por la mujer a la que me gustaría unirme en un lazo afectivo duradero».

En 2009 obtuvo el Premio Strega gracias a ‘Stabat Mater’, una de sus obras más reconocidas y objeto de análisis y tesis doctorales, como la de Isabel Campa Enciso: Los símbolos en la novela Stabat Mater’ de Tiziano Scarpa.

El autor y su libro.

Volviendo al librito ‘Venecia es un pez’, en el mismo huye de imágenes trilladas y, con un estilo algo socarrón, sortea los lugares comunes acerca de la ciudad con frases como «tira ese plano» y «pasa de las flechas» que indican el camino hacia la Ferrovia (la estación de tren), Rialto, San Marco o la Accademia.

Es apenas cien páginas de pequeño tamaño (12 x 16,5cm), menor que un A5, sigue una pauta anatómica para sus capítulos: Pies («usa calzado ligero», aconseja), Piernas («cuidado con las excursiones turísticas en góndola, porque son costosas», avisa, y aconseja tomar el vaporetto), Corazón (y explica lugares públicos donde van los enamorados), Manos (para tocar paredes, columnas, antepechos, verjas), Rostro (máscaras y Carnaval), Orejas (sonidos y comida), Nariz (olores y orines) y Ojos (para ver toda la belleza de la ciudad).

Un librito delicioso, aunque quien piense en una guía al uso, ya se puede ir olvidando. Ah… en un glosario final, Scarpa cita un ramillete de libros que ha ido citando en las páginas previas y cuyo contenido desarrolla un poco más. Creo está agotado, pero lo podéis encontrar en Bibliotecas.