Puedes compartir esta entrada en:

Ya sé que no soy imparcial: no lo soy ni en cine ni en política ni en fútbol ni…
Pero me asombro a veces de que mis compañeros no redacten ni un breve (y mira que en formato digital es bien fácil) sobre noticias como esta, que os apunto abajo.
La cosa es que el Colegio de Directores de Cine catalanes ha premiado, como cada año, las mejores óperas primas del 2015.
No hay tantas, ciertamente, pero ahí están, son trabajos nuevos que significan mucho para sus creadores y equipos.
Y escribir de ello es algo tan sencillo como indicar que las películas de Sergi Pérez (largometraje), Alba Sotorra (documental) y Laura Jou Bonet (cortometraje) han sido los galardonados, como han hecho algunos medios digitales.
Quizá me equivoque, pero es una información que no he visto en papel ni en los diarios generalistas catalanes.
Seguro que me equivoco y que en alguna parte se ha publicado.
Nota final: sería bueno que los propios colegiados pusieran al día su página web, dicho esto con cariño.