Puedes compartir esta entrada en:

Esta mañana, en el muro de mi Facebook, he colocado este vídeo, que ofrece una actuación en solitario de una pareja de artistas del Cirque du Soleil.
El texto que acompañaba a la imagen era el siguiente:

«Anya y Gael son dos artistas del Cirque du Soleil. Sus acrobacias, dada su agilidad, fuerza y flexibilidad son absolutamente fascinantes. Sin embargo, no podrían hacer cosas tan increíbles sin confiar el uno en el otro».

Luego había una referencia a que es un vídeo producido por Buzzfeed en asociación con el Cirque du Soleil y la importancia de la confianza en nuestras vidas, dado que ambos artistas confían el uno en el otro para llevar a cabo su número.
Lo cierto es que ambos se montan un número gimnástico sensacional.
Pero lo que más me interesaba a mí, además del vídeo, era el lugar donde estaba colgada la noticia, su ubicación, junto a una combinación de otras informaciones extrañas, útiles y curiosas, en la portada de la versión digital y en castellano del diario ‘San Francisco Globe‘.
Estaba en la versión latina del ‘SF Globe‘. En cambio, echando una ojeada a la versión en inglés (la .com) había notables diferencias con respecto a la latina: temas políticos, medioambientales, de cultura y espectáculos más serios y con menos curiosidades.
Portadas diferentes para públicos que sus responsables ven de forma muy diferente.
Eso sí, con más clics y más ingresos publicitarios.