Lorenzo Mejino es un divulgador seriéfilo que colabora en diferentes medios escribiendo de algo tan atractivo como son las series que se estrenan en las diferentes pantallas (teles tradicionales y plataformas digitales). Además del blog ‘Series para Gourmets‘ en el ‘Diario Vasco‘, ofrece sus conocimientos en la estupenda web ‘Serielistas‘, en ‘El Ágora diario’ y en el podcast ‘Travelling Series‘ de la siempre atenta revista ‘Serielizados‘.

Pero es que Mejino oculta un rico pasado: ingeniero de Caminos y atleta lanzador de martillo, domina ocho idiomas y chapurrea algunos más, y ha visitado casi todos los países del mundo. Yo diría que, en parte, por culpa de su vozarrón: durante muchos años fue locutor olímpico y se le oyó a menudo en los altavoces del Estadi Olímpic de Montjuïc, donde fue director de locutores de los JJOO de 1992.

No es extraño que de la mente de ese viajero empedernido surgiera el muy original y entretenido libro ‘La Vuelta al Mundo en 80 series‘, coescrito con la joven periodista Paula Hergar, una colega que hace ya tiempo que trabaja en la web de referencia en el sector televisivo, ‘Vertele‘, de Eldiario.es.

Sirva toda esta presentación para explicar que Lorenzo Mejino avanzó ayer en su blog del Diario Vasco y en Twitter el estreno de ‘Trom‘, una serie policiaca que, creo, es la primera de este género ambientada en las escondidas Islas Feroe, un pequeño archipiélago situado en el océano Atlántico, al norte de Escocia y a medio camino entre Noruega e Islandia.

Los impresionantes acantilados de Trælanípan, en la isla de Vagar.

Se trata de una adaptación algo libre de varias novelas de éxito del conocido y premiado escritor feroés Jogvan Isaksen, a cargo del guionista, director y productor Torfinnur Jákupsson, compatriota suyo, quien se ha encargado de llevarla a término para los estudios Reinvent. Son seis episodios de ese estilo ‘negro’ típicamente escandinavo: personajes tan gélidos como sus paisajes.

La cascada de Gasadalur, una de las bellezas del archipiélago.

El protagonista es Hannis Martinsson, un periodista incómodo que viaja por el mundo denunciando injusticias y que ahora regresa a su país tras ser expulsado de Estados Unidos por meter las narices donde no debe. Lo interpreta Ulrich Thomsen, uno de los actores daneses más conocido a nivel internacional: fue uno de los malos del ‘007. El mundo nunca es suficiente’.

Ulrich Thomsen, en la serie.

La trama de ‘Trom’ se centra en la desaparición de Sonja á Heyggi, una joven activista medioambiental, en la que están implicados varios sospechosos, entre ellos el propietario de las principales empresas pesqueras del archipiélago. La relación de Sonja, su pequeña hija y su madre, Aurora, con el reportero, marca otra de las líneas dramáticas de esta ficción.

Curiosamente, en las Islas Feroe no abundan los crímenes ni los delitos graves, y tampoco hay un número alto de efectivos policiales. Algo normal en un país de poco más de 50.000 habitantes, de los que un 40% reside en el conglomerado urbano formado por la capital, Tórshavn, y sus alrededores.

Un coche de policía en uno de los túneles que unen dos islas feroesas.

En la ficción, al frente de la pesquisa policial se encuentra la inspectora Karla Mohr (la actriz danesa Maria Rich), jefa de la policía de Tórshavn, que intenta que Martinsson no meta las narices, una vez más, en donde los poderosos no quieren que lo haga, al tiempo que su investigación se va complicando.

Maria Rich, la inspectora jefe.

Las Feroe es un conjunto de 18 islas (divididas en seis regiones y 30 municipios) que constituyen un país autónomo dentro del Reino de Dinamarca. Y no pertenecen a la Unión Europea por deseo propio, entre otras cosas porque siguen cazando ballenas, tema presente en la serie. Habrá que ver cómo lo tratan.

Repletas de praderas verdes, sin apenas árboles, con montañas abruptas y agua desplomándose desde cualquiera de ellas, son un pequeño paraíso, poco explorado, para los amantes de la naturaleza, la observación de aves marinas, la pesca, el ciclismo y el senderismo, actividades que están haciendo crecer cada vez más el turismo hacia estas islas, donde llueve tres de cuatro días.

Tórshavn, de noche.

Su capital, Tórshavn, la más pequeña de un país europeo y que se puede recorrer perfectamente a pie, cuenta con puntos tan atractivos como el puerto y la pequeña península de Tinganes, donde se agolpan casitas de madera pintadas de negro y rojo, y algunas con típicos tejados de hierba.

El protagonista consulta un mapa de las islas.

Así que, mientras llega la serie a nuestras pantallas, podéis disfrutar con el avance en YouTube que os he colocado al inicio de este texto. Y si os apetece saber más cosas sobre este archipiélago, podéis hacerlo leyendo mi guía sobre las Islas Feroe, publicada en la editorial Ecos Travel Books.