Puedes compartir esta entrada en:

Les voy a confesar que estos días estoy enganchado a una serie francesa que emiten en el canal AXN a través de varias plataformas de pago. Se trata de ‘Candice Renoir‘ y lleva ya la friolera de nueve temporadas en antena, desde el año 2013. La protagonista es una peculiar oficial de policía (una comandante, en su escalafón, situada por encima del capitán de la brigada, ayudante directo suyo), la Candice del título, una mujer separada y con cuatro hijos, a quien da vida la actriz Cécile Bois. Este artículo lo publiqué originalmente en Nosolocine.net

Esta no es la única serie francesa protagonizada por una mujer policía, toda una tradición en el país vecino. Entre las últimas, destacan dos de ellas: ‘Los crímenes de Cassandre‘, con las peripecias de la seria comisaria Florence Cassandre (la actriz Gwendoline Hamon) en la zona de Annecy, al norte de los Alpes; e ‘Inspectora Marleau‘, con Corinne Masiero en el papel de esa excéntrica oficial de la gendarmería, una especie de Colombo con sempiterno gorro ruso en la cabeza. Ambas producciones echaron a andar en 2015 y siguen en antena con bastante éxito. Las tres intérpretes son actrices veteranas y han superado los 50 años.

Pero, sin duda, ‘Candice Renoir’ se ha convertido en la serie más popular y longeva, quizá porque sabe aunar muy bien un cóctel en el que caben la ligera intriga policial, los pequeños dramas domésticos y un saludable sentido del humor. Como investigadora, la inspectora Renoir logra sacarse de encima el sambenito de Barbie que le endosan sus nuevos compañeros cuando vuelve a la acción después de 10 años dedicada a su matrimonio e hijos en Singapur, donde trabajaba su marido (Arnaud Giovaninetti, fallecido en 2018).

La comandante Renoir y el equipo de la primera temporada.

Su inteligencia e intuición la convierten en una sagaz detective, que es tan amable y certera durante los interrogatorios como perspicaz sobre el terreno a la hora de encontrar pistas en los lugares donde aparecen los cadáveres que salpican sus casos.

Mientras en cada episodio hay un crimen que se resuelve en el mismo capítulo, los guionistas van prolongando los hilos y tramas de los personajes a lo largo de sus nueve temporadas (en marcha la décima). Candice es una atractiva mujer divorciada, más bien rellenita, que no oculta su pasión por los dulces y las chuches, orgullosa de sus curvas y que viste a su aire sin hacer demasiado caso a la moda: en el primer episodio se tiene que quitar los tacones para investigar un crimen en una playa y sus conjuntos son bien coloridos, casi siempre a juego, con bolso, gorro y botas que van del rosa chicle al rosa o el amarillo, sin que parezca un pastelito.

Y también es una mujer tan cándida en apariencia como tenaz y a veces cabezota, que tiene sus dudas e inseguridades, que también puede meter la pata y cometer errores, como nos pasa a todo el mundo. Un ser humano como sus espectadores, que la adoran.

Candice es madre de una hija y tres hijos, dos de ellos estos gemelos.

Como cualquier madre separada con hijos adolescentes, ha de luchar con las actitudes de cada uno de ellos, teniendo en cuenta que quieren a su padre y que no entienden demasiado el divorcio de sus progenitores. En eso, Candice Renoir es taxativa: puede mantener una buena relación con su exmarido, pero no quiere volver con él. Y en sus relaciones amorosas no es una mojigata: a lo largo de las nueve temporadas (8 episodios de 52 minutos la primera y 10 capítulos, las restantes) que lleva en marcha la serie se relaciona con diferentes hombres, con una tensión sexual más o menos contenida y más o menos continúa con su segundo, el capitán Antoine Dumas (Raphaël Lenglet).

Gran parte del éxito de la serie reside en su protagonista, la simpática Cécile Bois (1971), a quien los guionistas han proporcionado el traje de un personaje que ella viste a la perfección. Actriz de teatro, fue descubierta para el gran público por el actor y director Robert Hossein gracias a la obra ‘Angélica, marquesa de los ángeles’ (1995).

Cécile Bois interpreta a la comandante Candice Renoir.

Sin muchas películas de cine en su haber (‘Germinal’, de Claude Berri, entre ellas), Bois se ha consagrado a lo largo de los años en el medio televisivo, donde ha intervenido en más de 40 producciones (telefilmes, series y miniseries) desde 1993 a la actualidad, con ‘Candice Renoir’ al frente. Emitida desde hace ocho años por la cadena pública francesa France 2, esta serie le ha elevado a la categoría actual sin ninguna duda.

Creada por Solen Roy-Pagenault, Robin Barataud y Brigitte Peskine (fallecida en 2020), la serie incorpora temas de actualidad, como el machismo en el entorno laboral (hombres que no ven nada bien que una mujer les mande); el racismo latente en la sociedad francesa (como pone de manifiesto un agente de origen marroquí); la homofobia en las comisarías (una de las agentes es lesbiana y ha de plantarse ante sus colegas masculinos); las dificultades de las madres solteras (otra detective lo es); el rechazo de las malas praxis policiales y otros muchos problemas cotidianos que la ficción trata con solvente integración dentro de las tramas.

Candice con el capitán Antoine Dumas (Raphaël Lenglet).

Y para acabar, una referencia al escenario de la ficción: la bonita ciudad de Sète, apodada la ‘Venecia occitana’ por sus canales y puentes, la cuna del poeta Paul Valery. Situada a medio camino entre Barcelona y Cannes, es una ciudad costera mediterránea en la que aficionados al séptimo arte que viajan en coche desde España acostumbran a hacer una parada ‘técnica’ cuando viajan al festival de cine de la Costa Azul para degustar sus famosas y sabrosas ostras.

Actualmente se pueden ver todas las temporadas de ‘Candice Renoir’ en AXN. ‘Los crímenes de Cassandre’ e ‘Inspectora Marleau’ (esta fue emitida en su día por Antena 3) están en Calle 13. Estos canales pueden ser sintonizados por las plataformas de tele de pago de Movistar+, Jazztel, Orange y Vodafone, entre otras.