1a. Spielberg prepara ‘Indiana Jones 3’ en la Alhambra

Spielberg llega a Granada para preparar otro Indiana Jones en escenarios de la Alhambra

El director quiere que Sean Connery sea el padre del mítico héroe

Dice que será su última versión de la serie, pero cree que Georges Lucas seguirá

Granada. 23 de marzo de 1988.

El famoso director de cine nortamericano Steven Spielberg confirmó ayer en Granada que rodará una parte importante de la película Indiana Jones 3 en localizaciones de Almería y Granada durante el próximo mes de mayo. El realizador anunció que Sean Connery podría interpretar al padre de Harrison Ford en el filme.
Vestido deportivamente , con vaqueros, jersey azul y su inseparable gorra de visera -“es mi traje de trabajo”, aseguró-, Steven Spielberg derrochó simpatía y amabilidad en todo momento, a pesar de llevar una larga jornada a sus espaldas.
El día se inició para él en Almería . Miembros de su equipo habían efectuado ya una selección previa de localizaciones en la provincia, sobre todo en la zona de las Dunas. A las 5.45 de la tarde llegó al aeropuerto granadino en su avión privado. A las 6.30 viajó en un coche tipo ranchera hasta las puertas de la Alhambra y la visitó por espacio de una media hora, conducido por Mateo Revilla, presidente del Patronato de la Alhambra. A las 7.30 compareció ante la prensa.
“En estos días hemos estado localizando escenarios , porque vamos a rodar parte de Indiana Jones 3 en Granada y Almería. Estoy buscando un tipo de terreno muy crudo y montañoso. Almería tiene de todo eso”. Aunque el realizador no quiso precisar detalles de la nueva aventura del héroe, “porque George Lucas me cortaría las manos”, sí dijo que iba a ser “más trepidante, al estilo de En busca del arca perdida , y más optimista, divertida y cómica que Indiana Jones en el templo maldito” “La acción-añadió- se situará en 1938 e Indiana Janes volverá a luchar con sus viejos enemigos los nazis. Como ya no quedan villanos en este mundo, los nazis son unos malvados clásicosy perfectos”.
El rey Midas de Hollywood explicó que piensa recuperar a algunos de los personajes que “no resultaron quemados o fundidos en la primera película”. Y aseguró: “Estamos en contacto con Sean Connery para que pueda interpretar al padre de Indiana Jones, aunque no nos ha dado una respuesta afirmativa”.
Spielberg no usará a la primera ni a la segunda novia del héroe -“le estamos buscando una”-, ni a Tapón, el niño chino de la segunda parte, porque “ahora ya no es tan niño, tiene éxito, ha hecho cuatro películas e interpreta una serie de televisión propia”.
Spielberg, que dijo sentirse encantado de volver a estar entre nosotros, aseguró que “España es el mejor plató de Hollywood hoy en día. Tiene un tiempo tantástico, sol y lugares que no existen en los Estados Unidos. La verdad es que ya me recomendó este país hace años mi amigo John Milius cuando rodó El viento y el león “. Para el realizador, “la serie de Indiana Janes termina para mí con esta película. Tenía un compromiso con George Lucas para hacer tres filmes desde 1979, pero es posible que George Lucas siga haciendo más… mientras aguante la espalda de Harrison Ford”, bromeó.
“Lo cierto es que, aunque el personaje de Indiana ya estaba bien dibujado en el guión antes de contratar a Harrison Ford, él lo llenó y aportó su carácter. Harrison dio realismo al personaje, lo hace creíble”. Cuando se le preguntó si doblaban mucho al actor, respondió: “A veces hace alguna de las escenas que no tienen mucho peligro, pero, como dice el propio Harrison, cuanto más mayor… más me gustán los especialistas”.
Naturalmente, el rodaje de la cinta no será sólo en España. Se iniciará, probablemente en abril, tendrá escenarios en Alemania, Gran Bretaña, Jordania y Estados Unidos y durará unas 15 semanas, tres de las cuales serán, al parecer, las que el equipo permanecerá en nuestro pais. El presupuesto global es de unos 30 millones de dólares (unos 3.400 millones de pesetas).
Para finalizar, Spielberg comentó que “he bajado las antenas de la ciencia ficción y las he guardado dentro de mi cabeza”. Su próximo proyecto será, casi con toda seguridad, “una historia de amor para sacar cinco pañuelos”. Por último aseguró que seguía con la idea de hacer una versión de Tintín, “del cual poseo los derechos; pero es un proyecto a preparar con calma, porque no deseo traicionar la memoria de Hergé”.

Mateo Revilla Uceda, presidente del Patronato de la Alhambra de Granada, explicó a EL PERIODICO que está muy contento de que Steven Spielberg haya elegido rodar en el recinto árabe, pero anunció que el director norteamericano se deberá atener a una serie de normas de cumplímiento obligado. Estas normas están encaminadas a la protección y conservación de este monumento, incluido en el patrimonio mundial por la Unesco.
Entre otras cosas, Spielberg , no podrá interrumpir en ningún caso la visita de los turistas. El horario en que el recinto está abierto al público va de las 9 de la mañana a las 6 de la tarde, y si el director decide rodar durante estas horas, deberá hacerlo con los turistas allí. Anualmente, la Alhambra recibe dos millones de visitantes.
De la misma forma, Spielberg no podrá utilizar un peso excesivo en algunas zonas concretas ni usar luces calientes que estropeen algunos frisos o pinturas existentes en paredes y techos. Mateo Revilla fue un gentil acompañante del cineasta norteamericano y otros miembros de su equipo, entre los que se encontraba Douglas Slocombe, un veterano director de fotografía, y Mickey Moore, director de las escenas de acción del filme.
La zona de los jardines de El Partal impresionó muy positivamente a Spielberg, sobre todo por su luz ambiental. Según informó más tarde el presidente del Patronato de la Alhambra, el realizador podría estar interesado en rodar en estos jardines por tres motivos concretos: la belleza de la luz, el gran espacio disponible y la facilidad de acotar el terreno y dejar lejos a los visitantes.
La filmación de las escenas que Spielberg haga en la Alhambra no será gratis. Hay unas tasas que obligan a pagar por cada día de rodaje. Por ejemplo, en la zona del Patio de los Leones la cantidad a pagar puede subir a unas 800.000 pesetas. Si el realizador elige El Partal, tendrá que abonar unas 300.000 pesetas al día.
Según parece, la escena que Spielberg quiere filmar en la Alhambra es breve y gira en torno a una conversación entre el protagonista del filme y otra persona, aunque aún no se puede precisar porque el ayuntamiento granadino no ha recibido todavía la parte del guión que corresponde a ese momento del rodaje.